Celulitis Infecciosa – Antibióticos

La celulitis infecciosa es una problema de la piel que es causada por bacterias. Hoy en día conocemos y encontramos varios tipos de celulitis de acuerdo a la zona donde se alojan las bacterias infecciosas.

Las personas más jóvenes suelen tener infecciones cervicales y faciales. Sin embargo, los adultos suelen tener, en contraposición, celulitis en las extremidades inferiores.

Celulitis Infecciosa

Celulitis Infecciosa

Existen diferentes tipos de infecciones por celulitis:

– facial

– de mama

– orbitaria (ojo)

– periorbital (párpado)

– de mano

– de brazo

– perianal

– de pierna

– de pie

Infecciones del pie: se caracterizan comúnmente por enrojecimiento, hinchazón, aumento de la temperatura y la sensibilidad en el área afectada. Una línea roja es normal que aparezca en el pie. En ciertas ocasiones, la piel puede presentar ampollas con picazón de color púrpura. Las rayas rojas pueden extenderse junto con el progreso de la infección como un signo de que esta última se va expandiendo y profundizando.

Los síntomas que se perciben son: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fatiga y debilidad.

Algunos tipos de celulitis pueden extenderse rápidamente y llegar a infectar la sangre si es que no se le da un tratamiento médico inmediato. Esta infección del pie generalmente causa dolor para el paciente, por lo tanto, disminuye la capacidad de movimiento del paciente. La infección del pie por celulitis es principalmente, y por lo general, causada por las bacterias Streptococcus y Staphylococcus Aureus.

Estas bacterias son parte común y natural de la flora de la piel. Ambas secretan enzimas que dañan las células de la piel y evitan la infección localizada. Puede suceder en algunos casos que la infección se propague rápidamente y se convierta en un caso de celulitis severa en tan sólo unos pocos días.

A veces, la celulitis infecciosa del pie se confunde con enfermedades menores de la piel o infecciones tales como eczema o el pie de atleta. Estas dos condiciones pueden conducir a la aparición de una infección del pie si no se tratan a tiempo. Una herida en cualquier parte de la zona de la pierna o el pie puede generar una contaminación de las bacterias infecciosas.

A menudo, es mucho más práctico para prevenir una infección el tratarla en tiempo y forma. Una de las mejores maneras de evitar una celulitis infecciosa de pie es mantener una higiene adecuada del mismo.

Cualquier herida, corte o arañazos en los pies deben ser desinfectados inmediatamente. Si posees grietas en la piel de tus pies, evita caminar en el suelo o en áreas húmedas sin calzado que proteja tu piel.

Celulitis Infecciosa

El tratamiento contra la infección del pie se hace para detener o erradicar los agentes invasores y para evitar la recurrencia de la infección. Los tratamientos se comienzan con la administración de antibióticos por vía oral o intravenosa, dependiendo, claro está, de la gravedad del caso.

Los casos de celulitis leves pueden tratarse en casa con antibióticos orales prescritos. Los casos de infección severos requieren el uso de antibióticos por vía intravenosa.

Los antibióticos orales son por lo general derivados de la penicilina.

A causa de que algunas personas son alérgicas a la penicilina, la eritromicina puede ser prescrita en su reemplazo. La penicilina y la eritromicina son los dos antibióticos por excelencia que se usan para detener o eliminar las bacterias de la celulitis infecciosa.

En los casos severos que requieren aplicación vía intravenosa se administran antibióticos que se dirigen a todos los tipos de bacterias presentes.

También se recetan medicamentos de venta libre para aliviar el dolor y la fiebre. Los ungüentos y antibióticos también son eficaces en la aceleración de la recuperación de la zona de la piel infectada.

¡Deja de perder el tiempo, y conoce La Fórmula Eficaz para eliminar la celulitis!

Celulitis Infecciosa

Leave a Reply