Carboxiterapia – ¿Qué es la carboxiterapia?

CarboxiterapiaLa carboxiterapia es un tratamiento cosmético realizado por infusión de dióxido de carbono en diferentes capas de la piel. El método ha sido utilizado desde 1777 para el tratamiento de la piel y, desde las primeras observaciones científicas, mostró una gran eficacia en la regeneración de tejidos y mejora en la circulación de la sangre.

 

Carboxiterapia en las piernas:

 

La carboxiterapia se hace con el uso de un aparato conectado a un cilindro especial que contiene dióxido de carbono. Este dispositivo regula el flujo del gas (que puede alcanzar hasta los 80 ml de gas por minuto) de una jeringa con aguja de calibre mínimo. La profundidad de la aplicación de la aguja varía en cada caso. Para el tratamiento de la celulitis se introduce la aguja entre la piel y la grasa, como en el tratamiento de las estrías, el dióxido de carbono se aplica dentro de la cicatriz.

 

¿Por qué sirve tanto la carboxiterapia?

 

El dióxido de carbono actúa dilatando los vasos sanguíneos y fomenta la formación de nuevos vasos sanguíneos, proporcionando un mejor suministro de sangre en los tejidos, y por lo tanto, una mejor oxigenación de la región tratada. El dióxido de carbono también es activo en la interrupción de la fibrosis del tejido subcutáneo. En algunos estudios se demuestra que favorece la formación de colágeno, elastina y el efecto lipolítico (ruptura de las células grasas) resultantes de la carboxiterapia.

 

¿En qué casos está indicada la carboxiterapia?

 

CarboxiterapiaSe recomienda especialmente el uso de la carboxiterapia para el tratamiento de la celulitis. El desarrollo de la celulitis consiste en tres factores: edema, fibrosis y grasa. La carboxiterapia es el único tratamiento que actúa sobre estos tres niveles. El edema se resuelve por la dilatación de los vasos sanguíneos y la optimización de la circulación, la fibrosis se rompe por la inyección de gas, y la grasa es más fácilmente quemada por el aumento en el metabolismo.

 

Es el tratamiento más completo en comparación con otros, tales como endermología y drenaje linfático. El dióxido de carbono actúa estirando la zona donde se encuentra la celulitis. El desprendimiento de la región se llena de dióxido de carbono y estimula la formación de colágeno en el sitio. Para la flaccidez de la piel, el beneficio es la formación de colágeno y elastina.

 

Además de mejorar la circulación y la quema de grasa en dichas zonas, la carboxiterapia promueve la descomposición de las células grasas a partir de la estimulación de los receptores beta adrenérgicos.

 

Profesionales que pueden aplicar la carboxiterapia:

 

Debido a que es un procedimiento invasivo (que penetra en la piel por inyección), la carboxiterapia sólo puede ser realizada por los médicos. La carboxiterapia debe ser realizada por profesionales especializados en estética, como un dermatólogo o un cirujano plástico.

 

Contraindicaciones de la carboxiterapia:

 

La carboxiterapia está contraindicada en los casos de infección activa en el área a ser tratada y la enfermedad pulmonar que causa la acumulación de dióxido de carbono, tales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

 

Número de sesiones de carboxiterapia:

 

Los resultados aparecen gradualmente y son más visibles entre cinco y diez sesiones de Carboxiterapia. En cada caso, se recomienda intervalos. En general, el tratamiento para la celulitis se puede hacer en días alternos. En unos 20 minutos, el dióxido de carbono es absorbido por el cuerpo, por lo que no hay acumulación por parte de la piel. Es posible tratar más de una región por sesión, según criterio médico.

 

Resultados de la carboxiterapia:

 

CarboxiterapiaLos resultados son más pronunciados en grados iniciales de tratamiento de la celulitis. En los casos avanzados trae resultados más discretos. Los resultados de la carboxiterapia pueden permanecer indefinidamente, dependiendo de la forma de vida de la persona. Las personas con hábitos saludables, que hacen ejercicio regularmente, tienen una dieta equilibrada y están dentro del peso normal tienen una menor recurrencia del problema. También es recomendable nuevas sesiones esporádicas para mantener los efectos de la carboxiterapia.

 

Dolor durante la carboxiterapia:

 

La carboxiterapia generalmente es un tratamiento doloroso. El dolor se debe a la inyección, la aplicación de gas y distensión de los tejidos. El dolor tiende a ser mayor cuando se aplica el gas a temperaturas más bajas.

 

Los efectos adversos de la carboxiterapia:

 

A medida que la técnica se realiza mediante inyecciones,  pequeños hematomas pueden aparecer en pocos días. En este caso, lo ideal sería que aplicaras a tu piel un protector solar hasta que el hematoma desaparezca, evitando manchas. Los casos de embolismo gaseoso (obstrucción de los vasos sanguíneos por el gas) sólo se producen si la técnica es descuidada y alcanzó un vaso sanguíneo. Vale recordar que el gas para el procedimiento de la carboxiterapia en sí mismo no es tóxico ni embólico.

 

Cuidado antes y después de la carboxiterapia:

 

No se necesita ningún cuidado especial antes o después del tratamiento.

 

Carboxiterapia

 

 

 

8 Comments

  1. Alejandra Donofrio 20 noviembre, 2013 Reply
    • Angie Fernández 20 noviembre, 2013 Reply
  2. Raquel 1970 20 noviembre, 2013 Reply
    • Angie Fernández 20 noviembre, 2013 Reply
  3. Sal Cordas 24 mayo, 2015 Reply
  4. Cristina 1 octubre, 2015 Reply
    • Elimina Tu Celulitis 3 noviembre, 2015 Reply

Leave a Reply